17.10.13

Ya no vivimos en una época en la que “el mejor producto gana”, ahora es la mejor idea la que se impone.

y no es que cuestiones como la calidad o el buen servicio hayan desaparecido; pero esas son condiciones que se ya se dan por esperadas en un mercado como el actual.





Ahora la creatividad debe estar además ligada a un fuerte concepto que acompañe el producto o servicio, es ese el más amplio campo de acción en la construcción de valor. Con toda la oferta que hoy por hoy encontramos en el mercado los productos y servicios se superponen unos a otros en forma que, si nos remitimos tan solo a la descripción técnica o funcional de los mismos nos encontramos en un terreno árido, piense por ejemplo en la descripción de una gaseosa: una bebida carbonatada, saborizada y parcialmente tinturada, enserio … alguien quisiera comprar eso ?

Ahora, el esfuerzo creativo se debe concentrar entonces en un concepto o idea que se capaz de explicar y resumir, de dar a conocer y sobre todo de conectar a las personas con lo que les ofrece. Alguien alguna vez me dijo que pensaba que “apple es la marca que es, porque cuando sus consumidores compran sus productos compran algo del genio de Jobs” y quizás así sea y quizás sea por eso mismo que le perdonan tantas cosas a la empresa de Cupertino.

Entonces, cuando de crear un concepto de producto o servicio las tres claves que deben tenerse en cuenta son:

  • Nunca olvide que los conceptos son eternos y los productos pasajeros, algo que resuma tu propuesta de valor y que pueda hacer que la gente se identifique con ello es la mejor forma de perdurar en el tiempo
  • Identifica a lo que el mercado le gusta, pero más allá de lo que el pueda responderte en un test o cuestionario, observa, vive y experimenta y siente, las mejores ideas son siempre aquellas que salen de vivencias.
  • Las tendencias son olas y el creativo un excelente navegante, alguien que es capaz de aprovechar lo que viene y proponer lo que seguirá, un concepto de alto impacto es siempre una idea que se va imponiendo, que va creciendo y convirtiéndose en una realidad socialmente aceptada, del creativo depende llegar cuando aún puede ser pionero.
Andrés Sánchez

0 comentarios:

Publicar un comentario